Le ayudamos a seleccionar, aplicar y monitorear su programa químico para maximizar el desempeño del equipo.

UN PROCESO COMPROBADO DE TRATAMIENTO QUÍMICO PARA AGUA RESIDUAL

El tratamiento de aguas residuales industriales requiere tecnologías apropiadas y una aplicación correcta. Después de llevar a cabo una auditoría completa del sistema y todas las pruebas requeridas, ChemTreat puede personalizar un proceso de tratamiento de aguas residuales que optimice el uso de productos químicos, los caudales de efluente y los costos de tratamiento fuera de las instalaciones. Ofrecemos métodos de tratamiento sustentables y ecológicamente eficientes para sistemas de efluente. También tenemos experiencia en sistemas de reutilización del agua y cero descarga de líquido. ChemTreat seleccionará los productos químicos orgánicos e inorgánicos óptimos para reducir sus costos de descarga y optimizar su sistema de efluente.

Nuestros especialistas en agua residual tienen experiencia con procesos únicos de tratamiento de aguas residuales para industrias como las de metales, petróleo y gas, automotriz, alimentos y bebidas, minería, fabricación de acero y procesamiento de pulpa y papel.

Vea el seminario web

 

Antiespumantes

ChemTreat tiene una línea completa de productos de reducción y eliminación de espuma en sistemas de agua industrial, y puede ofrecerle el agente desespumante más apropiado para optimizar su sistema.

Ofrecemos tecnologías desespumantes para calderas, torres de enfriamiento y sistemas de efluentes, y garantizamos condiciones operativas uniformes. Los agentes desespumantes más comunes son productos reductores de tensión superficial y desestabilizadores de paredes de burbujas. Los productos desespumantes consisten en componentes de silicona, a base de aceite, a base de ester, a base de agua y poliméricos.

 

Eliminación de aceite

Nuestros programas de tratamiento químico ofrecen una cartera completa de surfactantes, coagulantes y floculantes en emulsión típicamente utilizados en aplicaciones de eliminación de aceite.

ROMPEDORES DE EMULSIÓN

Los programas de tratamiento químico de ChemTreat ofrecen una línea completa de floculantes en emulsión, los cuales son suspensiones de esferas diminutas de un polímero de alto peso molecular en agua, emulsionadas en un portador de aceite. Las esferas diminutas miden aproximadamente 1 micra de diámetro y contienen polímero concentrado disuelto en agua. Estas esferas de polímero concentrado, o “hidrogeles”, se dispersan en un fluido portador de aceite mineral con alto punto de ignición mediante un surfactante dispersante que impide que los hidrogeles se fusionen para formar gotas más grandes. Dado que los hidrogeles tienen mayor densidad que el aceite portador, tienden a asentarse con el paso del tiempo, produciendo sólidos de polímero concentrado en el fondo del contenedor y una capa de aceite en la parte superior. Esta separación puede ser más rápida si las gotas son grandes, por lo cual es importante conservar las gotas pequeñas y bien dispersas para mantener la estabilidad del producto.

Los floculantes en emulsión por lo general son copolímeros de acrilamida, un componente fundamental no iónico, y un monómero con carga. En el caso de los floculantes aniónicos, la carga aniónica es producida por la copolimerización del ácido acrílico con el monómero de acrilamida. La proporción de ácido acrílico a acrilamida determina el grado de carga de la molécula.

En el caso de los floculantes catiónicos, la carga catiónica es provista por la copolimerización de AETAC, un monómero catiónico derivado del metilacrilato, con el monómero de acrilamida. La proporción de AETAC a acrilamida determina el grado de carga de la molécula.

Dado que los hidrogeles están hechos de cadenas de polímero estrechamente enrolladas, se requiere energía de mezclado y tiempo para asegurar el contacto completo de los hidrogeles con el agua para que las cadenas de polímero se desenrollen por completo. Las cadenas de polímero pueden ser catiónicas, aniónicas o no iónicas, con cantidades de carga variables. La carga en la cadena ayuda a desenrollarla, de modo que un polímero de alta carga se abrirá más rápido que uno de baja carga o sin carga.

 

Eliminación de metales

Ofrecemos una gama completa de productos para la extracción de metales pesados del agua residual. Nuestros programas de tratamiento son efectivos en toda la gama de pH de descarga y generan ahorros en tiempo de tratamiento y uso de productos químicos.

Se requiere un programa de extracción de metales pesados para garantizar el cumplimiento de los requisitos de descarga del sitio en cuanto a componentes como hierro, plomo, cobre, cromo, níquel y manganeso. Estos contaminantes pueden ingresar en los flujos de agua residual desde una variedad de procesos industriales y, de no tratarse, son tóxicos para el medioambiente y los ecosistemas vivientes. En años recientes, muchas agencias reguladoras han hecho más estrictos los requisitos de descarga para los sitios de los clientes y continúan monitoreando las descargas a las plantas de tratamiento públicas y el medioambiente.

 

Control de olores

Ofrecemos una línea completa de agentes enmascaradores y neutralizadores de olores, incluidos secuestrantes y absorbentes de sulfuro de hidrógeno, para reducir o eliminar olores nocivos sin importar cuál sea su fuente.

¿Hay olores en el agua? Los olores son consecuencia de la presencia de compuestos orgánicos volátiles, como sulfuro de hidrógeno y amoníaco, que se evaporan rápidamente al aire. Hay varias industrias en las que es necesario el control de olores del agua residual, como las de papel, refinación, separación y purificación de gas natural, tratamiento de aguas residuales industriales y procesamiento de animales y alimentos. Estos olores pueden reducirse o eliminarse con tecnologías operativas, mecánicas o de tratamiento químico, pero los olores intensos por lo general requieren una combinación de varias tecnologías.

TRATAMIENTO DE LAVADOR CON AIRE

El lavado con aire es una solución económica y confiable de control de olores de agua residual, en la cual el agua contaminada se expone a un flujo de aire a contracorriente en una torre con empaque. El aire extrae los compuestos orgánicos volátiles y luego se descarga o es tratado. Un componente importante del uso de lavadores con aire para el control de olores industriales y contaminación es el pretratamiento. Por ejemplo, las aguas residuales con altos niveles de amoníaco con frecuencia requieren un ajuste de pH antes del lavado, a fin de optimizar el desempeño. Además, la presencia de hierro, manganeso y bacterias en una fuente de agua producirá incrustaciones y ensuciamiento dentro del lavador con aire, reduciendo la eficacia del sistema y de otros equipos. En algunos sistemas, las incrustaciones de carbonato de calcio también puede ser un problema. ChemTreat ofrece asistencia para reducir o eliminar el ensuciamiento de los lavadores con aire mediante el uso de productos químicos de especialidad, como estabilizadores de hierro y manganeso, inhibidores de incrustación y biocidas.

Los lavadores con aire también son esenciales para la salud y seguridad, pues pueden usarse para eliminar contaminantes aéreos nocivos, como benceno, tolueno, etilbenceno y xileno.

Algunas veces, las aguas que emiten olores pueden tratarse químicamente, sin necesidad de un lavador con aire. ChemTreat ofrece una línea completa de neutralizadores de olores, como secuestrantes y absorbentes de sulfuro de hidrógeno, para reducir o eliminar olores nocivos sin importar cuál sea su fuente.

 

Coagulantes PUREFloc

Los coagulantes PUREFloc son polímeros naturales que funcionan de manera similar a los coagulantes orgánicos sintéticos, como polyDADMACs y poliaminas. Sin embargo, son mucho más efectivos para eliminar aceite del agua o de las aguas residuales. También pueden usarse para reemplazar o reducir el uso de sales metálicas inorgánicas, como cloruro de polialuminio (polyaluminum chloride, PAC), clorhidrato de aluminio (aluminum chlorohydrate, ACH) y sulfato de aluminio (alumbre).

Los productos PUREFloc pueden usarse solos o en combinación con sales metálicas inorgánicas tradicionales.

Estos coagulantes se han aplicado con éxito para clarificación de agua en las industrias de alimentos y bebidas, metales primarios, automotriz, minería y petróleo y gas.

Algunas de las ventajas con respecto a los coagulantes sintéticos y las sales inorgánicas son:

  • Reducción típica del 25 % o más en la tasa de uso de coagulantes
  • Reducción general en el costo de uso de productos químicos
  • Tasas de reducción de aceite más altas
  • Bajos niveles de peligro de manejo y corrosividad
  • Menores volúmenes de lodo
  • Menos cloruros y sulfatos

Haga clic aquí para aprender sobre la coagulación y la floculación.